Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.



En Paellas Velarte nos dedicamos, desde hace más de 100 años, a la gastronomía y cocina tradicional valenciana elaborando todo tipo de comida como paellas, arroces y platos caseros tradicionales para llevar a domicilio con la mejor calidad e ingredientes naturales.

Nuestros platos, siempre por encargo y para llevar, nos permite que toda la comida que hacemos sea elaborada y pensada especialmente para ti, todos nuestros platos son siempre recién cocinados. La mejor comida casera para llevar en cualquier situación. En Velarte, además de comida para llevar, realizamos también todo tipo de eventos gastronómicos, catering y paellas gigantes con ingredientes de la mejor calidad y sin importar el número de comensales, tanto para pequeñas comidas familiares diarias o de amigos, como para grandes eventos con un gran número de comensales, así como servicios para empresas de hostelería.

Nuestra historia comienza en el Siglo XIX, cuando éramos un horno de productos tradicionales donde muchos clientes decidían traer sus comidas para cocinar. Más adelante pensamos: ¿por qué no preparar nosotros mismos la comida para que se la lleven a su casa ya hecha? Con esta idea, tan revolucionaria para la época, surgieron en Valencia las primeras casas de comidas para llevar, siendo Casa Velarte pioneros en la ciudad. Con el paso de los años esta idea funcionó y, sumado a la filosofía de calidad y buen hacer que siempre nos ha caracterizado, pasamos a convertirnos en la empresa que conocéis hoy: Paellas Velarte.

Manuel Velarte, siempre innovador en sus proyectos pero tradicional en sus valores y platos, estableció los valores de la Casa Velarte. Industrializó la comida para llevar y la cocina casera típica valenciana para que recorriera el mundo, batió el Récord Guinness de paella más grande del mundo para honrar a Valencia y organizó eventos gastronómicos para multitudes tanto en España como en el extranjero. Manuel dedicó su vida a la valencianía y fue un enamorado de sus proyectos. Creativo, futurista, visionario y generoso; fue un gran hombre, con un gran corazón, que hizo grandes cosas.

Desde hace más de un siglo, la tradición y el buen hacer se han transmitido de padres a hijos en la familia Velarte, sin perder la filosofía central y manteniendo los pilares básicos que nos definen generación tras generación.

Trabajo, esfuerzo, ilusión y amor a Valencia.